Avances sobre metas en 2019

Al sentarme a escribir esta nota para ustedes, tengo cierta sensación de nostalgia porque:

  1. Se terminó el primer mes del año y, al igual que para otras personas, pareciera que se trató del mes de prueba, aunque no gratuito.
  2. Inicio el mes de febrero impartiendo mi curso taller para la elaboración de tu autobiografía.
  3. Por fin, logré concluir un mes de trabajo físico, durante el cual me estuve ejercitando con una rutina sencilla. Y siendo el día 4 del segundo mes, me siento entusiasmada.
  4. A pesar de ser un año que sentí difícil en su inicio, considero que las oportunidades uno las forja. Y aunque a veces no tengo ganas de levantarme a seguir tocando puertas, hago todo el ánimo porque nadie vendrá a tocar mi puerta si me quedo acostada.

Entonces, ¡ánimo treintañer@s! estamos en una buena etapa de nuestra vida…

¿Ya hiciste tu análisis?
Anuncios

Recuento del día (10/365)

La práctica de buenos hábitos, fue uno de mis principales propósitos para el 2019… pero debo decir que no he ido muy de acuerdo a lo planeado, verán:

Apenas el día de ayer logré tener un día sumamente ocupado y cansado, esto para mí fue bueno porque a las 10:45 inicié con la meditación para finalizar el día y dí gracias por un día magnífico y productivo. Días anteriores a este, aunque mi día fuera ocupado, no lograba cansarme y buscaba actividades para distraerme, logrando dormirme hasta las 3 ó 4 de la madrugada. Así que fue un gran paso…

Derivado de dormir a temprano, desperté sin ningún problema de pereza, a las 7:30 de la mañana. Realicé mi ritual matutino y a esta hora estoy escribiendo lo que normalmente he hecho durante la noche. ¡Es fantástico!

Y precisamente hoy, 11/365, derivado de la fluidez del día, tuve oportunidad de revisar con calma mi correo electrónico y hubo uno, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que llamó mi atención y decidí investigar sobre el tema: “integración de tentaciones“, como una nueva estrategia de la economía conductual.

John Dunn Smith y Steven Ambrus, escriben “cómo podemos mejorar la salud usando nuestras tentaciones como anzuelo”, en el cual hacen mención sobre el sedentarismo, hábitos erróneos en el comportamiento humano y la falta de auto voluntad y auto disciplina para realizar cambios o implementar nuevos hábitos.

La economista Katherine Milkman, de la Escuela Warton de la Universidad de Pensilvania, la integración de tentaciones se basa en conjuntar actividades que no nos gustan y que generan algún beneficio a nuestro cuerpo, con actividades que sí nos gustan pero su aporte es vano.

De esta forma, podríamos disfrutar de nuestras tentaciones (que es lo que disfrutamos pero no nos aporta ningún beneficio saludable), al tiempo que realizaríamos actividades saludables. De esta manera lograríamos un equilibrio.

Para mí, parece una buena técnica para practicar actividad física.

El hábito de escribir

Yo he sido de esas personas que no tenía el hábito de escribir, porque no encontraba mucho sentido, creía que lo que pudiera escribir resultaba ser poco interesante para alguien más. Claro, esto era diferente si se tratara de un diario porque para ello, tengo dos diferentes puntos de vista:

El primero, si el diario llegara a estar a la vista de alguien “curioso” y que no sepa respetar la privacidad de alguien más. En este punto es bastante interesante para esa persona irrespetuosa.

Y segundo, si el diario se realiza de manera aburrida. Es decir, no son incorporados los elementos importantes de la vida.

De todas maneras, nunca lo hice. Pero la vida me ha dado la oportunidad de vivir experiencias gratas y dignas de alardear, pero también aquellas con las que prefieres estar al margen del escrutinio público (por penosas, dolorosas o peligrosas). De todas tengo y llegó la hora de escribir para compartir.

Tengo una técnica para escribir biografías de personas. Desde el principio, ha sido un gran reto porque la mayoría de las personas somos capaces de recordar y contar todo lo malo que somos y hemos hecho; lo mismo sucede cuando pides información sobre alguien más.

¿Te suena conocido?

Te ayudo a romper con esa mala práctica, inscríbete al Taller “Autobiografía de una treintañera”

¿Perturbaciones de la mente afectando la vida diaria? Consejos!

Me identifico…

Velitas de Colores

Actualmente, ha incrementado el número de personas que toman sus zapatillas deportivas, sus ropas más cómodas y salen a trotar, ya sea para ejercitarse y/o para despejar mentes. Pero, sabes cuáles son los beneficios de trotar (también conocido como Jogging) y no hablo de correr (Running, un término mas popular).

El jogging es la práctica que se realiza de forma moderada, a un ritmo suave. El objetivo principal es disfrutar y no marcar una meta (a diferencia del running).

¿Pero a qué voy con todo esto? Verás, los beneficios del jogging son:

  • Ayuda a bajar de peso
  • Proviene enfermedades y fracturas óseas
  • Mejora el sistema cardiovascular
  • Fortalece el tránsito intestinal
  • Permite la relajación física y mental

1000drawings:  “ Love Myself by Henn Kim  ”Con respecto al último punto, ¡No es así! Una pequeña cosa que te perturbe la mente, tu rendimiento no andará bien. Un buen trote si relajara tu mente, pero no…

Ver la entrada original 573 palabras más

Rituales y algo más

No sé qué opinas sobre los “rituales” varios que desarrollamos las personas. Desde hace tiempo, quizá desde los 29 años, inicié con algunos. Te platico:

Limpieza y cuidado de la piel. Probé los productos de una marca, que hacían que mi piel luciera hermosa. Inicié destinando 10 minutos de mi tiempo en la mañana, y 25 antes de ir a dormir (me lavaba la cara con un jabón especial, aplicaba tónico y la crema de día o noche).Hasta la fecha trato de mantenerlo, pero preferí utilizar productos menos comercializados.

Otro ritual y tal vez, el más importante para mí, es la conexión espiritual. No sólo hablo del tipo religioso, el cual sí practico; sino que, también hablo de la conexión conmigo misma. Todas las noches, justo antes de dormir, busco una meditación guiada, la cual debí escuchar en el día para asegurarme que sea lo que a mí me interese. Y por la mañana, regularmente, practico 10 o 15 minutos de oración.

Antes de dormir y después de despertar, me preparo un café. Este es mi tercer ritual…